Temporal: Filosofía IV 2016

El texto para la primera tarea sobre qué es la filosofía lo pueden descargar aquí >> El pensar filosófico.

Anuncios

V BI: El Hombre que Calculaba

el-hombre-que-calculaba

Para las previsoras y adelantadas, o para las que quieran disfrutar de otro libro excelente para las vacaciones, busquen y empiecen a leer “El Hombre que Calculaba”, de Malba Tahan, pues vamos a trabajar con él en el primer período evaluativo del 2016. Lo pueden encontrar online, aunque les recomiendo que lo compren si quieren una buena adición para su biblioteca personal.

Para una lectura “rápida” de la novela, les recomiendo leer los siguientes capítulos:

1, 2, 3, 10, 11, 13, 14, y del 25 al 34. 

Claro, es más emocionante leer la historia completa.

Instrucciones para actividad sorpresa

A continuación encontrarán el listado de claves por cada sección, en donde cada clave tiene asignada una palabra. Según su clave, tienen que traer el día correspondiente lo que se les pide:

Sophos: una blusa o suéter azul

Laudes: una blusa o suéter naranja

Aureo: una blusa o suéter amarillo

Ápeiron: una blusa o suéter morado


IV A – Jueves 7 de noviembre

  1. Ápeiron
  2. Sophos
  3. Host
  4. Laudes
  5. Ápeiron
  6. Ápeiron
  7. Sophos
  8. Aureo
  9. Laudes
  10. Aureo
  11. Sophos
  12. Laudes
  13. Aureo
  14. Sophos
  15. Laudes
  16. Laudes
  17. 😉
  18. Aureo
  19. 😉
  20. Ápeiron
  21. Sophos
  22. Aureo
  23. 😉
  24. Aureo
  25. Sophos
  26. Laudes
  27. 😉
  28. Ápeiron
  29. Ápeiron

IV B – Jueves 29 de octubre

  1. Ápeiron
  2. Sophos
  3. Laudes
  4. Sophos
  5. Laudes
  6. Aureo
  7. Aureo
  8. Ápeiron
  9. Sophos
  10. Sophos
  11. Laudes
  12. Aureo
  13. Ápeiron
  14. Host
  15. Sophos
  16. Laudes
  17. Laudes
  18. Laudes
  19. Ápeiron
  20. Ápeiron
  21. Sophos
  22. Ápeiron
  23. Aureo
  24. Ápeiron
  25. Aureo
  26. Sophos
  27. Laudes
  28. Aureo
  29. Ápeiron

Host: me tiene que venir a buscar *en secreto*.

Libros recomendados para vacaciones

eyf vacación

Las vacaciones son momento para descansar -pero de la rutina del tráfico, las tareas y los exámenes hechos solo por puntos, el estrés de organizar el tiempo entre responsabilidades y salidas, etc.- pero para tener un tiempo de verdad original e intenso, y unas vacaciones de verdad emocionantes conviene tener siempre una buena historia, o conversación con algún escritor -lejano en el espacio y/o en el tiempo-, a la mano… en un libro, claro. [O una buena película o una playlista apoteósica, pero eso es para otro post].

eyf mordor

Así que si todavía no saben qué pueden leer para aprovechar felizmente sus días de “ocio activo” -como le gustaba decir a Aristóteles- pues les voy a dejar por aquí algunas recomendaciones para que enciendan sus corazoncitos con ideas geniales y escritores encantadores.

eyf libro nuevo

Aunque, bueno, el primer libro recomendado en realidad no tiene olor -porque se los voy a facilitar digitalmente:

Intriga en Bagdad, de Agatha Christie

1-9

Imagino que sabrán que una de las escritoras de novelas de misterio más importantes de todas es Agatha Christie. Escribió más de 200 novelas con tramas super enredadas llenas de misterios imposibles, y aún si sus novelas más famosas involucran las super mentes analíticas de Hercules Poirot o miss Marple -que hacen las veces de detectives a lo Sherlock Holmes-; Intriga en Bagdad es algo diferente. Para empezar, tiene mucha más acción y personajes que van y vienen por lugares exóticos en Medio Oriente. Es una historia con espías, arqueólogos, sociedades secretas, y una protagonista romántica -en el sentido más o menos literal de la palabra. Es bastante emocionante y suena algo como a esto.

Fahrenheit 451, de Ray Bradbury

Fahrenheit_451_1st_ed_cover

¿Qué pasaría si leer fuera ilegal? (Nada demasiado distinto si a la gente ya no le interesara leer, la verdad*). ¿Qué sería de una sociedad sin libros? ¿Cómo sería una sociedad en donde primara el pensamiento derivado de la televisión? En 1953, Ray Bradbury escribió esta historia en solo 9 días y ahí nos presenta un mundo de terror distópico… que no nos parece demasiado extraño. Si les gustan los libros, este es un libro que absolutamente tienen que leer. Si no les gustan los libros, pues este es un libro que absolutamente tienen que conocer. Fahrenheit 451 es uno de esos libros que marcan un antes y un después en la vida. Una novela intensa y super inteligente, llena de cosas en las que tal vez no habían pensado antes. Si les gustan libros tipo The Hunger Games, esta es su versión intelectual para lectores empedernidos. Un mega clásico de la literatura estadounidense.

La República, de Platón

Platón-La-República

Ajá. Leer a Platón en vacaciones. ¿Por qué leerían a Platón en vacaciones? ¿No suena a tarea del colegio? ¿No las van a poner a estudiar a Platón en Filosofía cuando lleguen a V? La respuesta a la última pregunta es que SÍ. Pero es muy distinto leer a Platón a tener una clase sobre Platón. Todos los libros de Platón están escritos a modo de diálogo filosófico entre amigos -filósofos y grandes personalidades del mundo griego discutiendo sobre todos los temas habidos y por haber-; y de todos los libros de Platón no hay ninguno tan célebre como “La República”. Más que ser un libro con teoría filosófica, es un drama entre teatral y novelesco sobre vivir y cómo ser plenamente humanos. El protagonista de estas aventuras filosóficas suele ser Sócrates, quien se bate en duelo de ideas con todas las falacias de la época de este trascendental filósofo griego. [Son debates al estilo griego-socrático 😉 -para que las interesadas no pierdan la costumbre].

El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de R.L. Stevenson

9788467025415

Ya lo habíamos hablado antes pero les dejo un nuevo recordatorio por si aún no lo han ido a buscar. Esta novela, que es un super clásico de la literatura gótica y de terror, presenta en apenas 70 páginas [que se leen como si fueran un pastel de cajeta y chocolate; o el que más les guste engullir] una de las historias más intensas de la literatura universal. Narrada en una mezcla de voces: cartas, diarios, relatos vivenciales y de terceras personas, Stevenson nos cuenta la historia fatal de un científico que quiso jugar con algunas cosas del alma. Si les gustó El retrato de Dorian Gray, no se pueden perder esta. De paso, super recomendada Frankenstein o el Moderno Prometeo de Mary Shelley también. 😉

Mientras no tengamos rostro, de C.S. Lewis

mientras-no-tengamos-rostro-retorno-a-un-mito-lewis-cs

Seguro que ya leyeron alguno de los libros de las Crónicas de Narnia, o vieron las películas, o al menos les suenan las historias: Aslan, el león-símbolo-de-Dios-Cristo, Señor de una tierra de fantasía sin límites, tierra para aventuras infantiles que simbolizan, en siete historias, los siete pecados capitales… Tal vez les gusten, o tal vez no ese tipo de relatos. Bueno, este no tiene nada que ver con Narnia. No es, ni siquiera, un libro para niños, pero no deja de tener su vena mitológica. En esta novela, más o menos siniestra, compleja y complicada, C.S. Lewis nos recuenta el mito griego de Cupido y Psiqué, y la convierte en una especie de ¿acusación? del hombre moderno ante la invisibilidad de Dios en el mundo. ¿”Lo divino” juega con nosotros? ¿Se esconde de nosotros? ¿Por qué? ¿Por qué no podemos conocerlo cara a cara? ¿O podemos? [Tienen que leerlo para que les sacuda el cerebro con la respuesta].

El hombre que fue Jueves, de G.K. Chesterton

The Man Who Was Thursday - ChestertonUno de los escritores más geniales del siglo pasado fue Chesterton. Fuera de los apegos sentimentales, una idea unánime de amigos y “enemigos”, admiradores y detractores, es que rara vez hubo un hombre con tanto ingenio, tanto dominio de TODO… y tanto sentido del humor. Chesterton es un experto para imaginar situaciones enredadadas y desenredarlas -o enredados problemas filosóficos, políticos, sociales, etc., y desenredarlos-; y los desenreda enredándote más la cabeza… hasta que te das cuenta de que YA entiendes. Leer a Chesterton es hacer que tu cabeza de tres volteretas y que te rías. Te vas a reír. Y esta novela –extrañísima– cuenta la historia de un poeta que es contratado por Scotland Yard -algo así como el FBI en Inglaterra- para infiltrarse en un peligroso grupo de intelectuales. Una historia muy rara que te va a dejar pensando -MUCHO. Pero seguro, seguro que nunca has leído algo así.

BUENO. Continuará… 🙂

Actualización de títulos de libros

Ya hay más títulos sugeridos en la sección de Recursos > Bibliografía, para que puedan investigar sobre las distintas áreas de conocimiento al momento de realizar proyectos y ensayos. ¡Aprovechen a mirarla! Los títulos sugeridos tienen, en su mayoría, alto contenido crítico, de modo que suponen un apoyo fuerte para obtener perspectivas sólidas y diversas sobre gran variedad de puntos de vista.

Desde ya las invito a compartir más títulos para agregar a la lista. Pueden sugerirlos en los comentarios a esta entrada.

‘Réquiem’, de Wolfgang Amadeus Mozart

Por si se quedaron con la inquietud de oír bien la pieza que muchos consideran que fue la *Obra Maestra* de Mozart (aún si incompleta), les dejo una interpretación de la pieza completa. ¡Qué disfruten!

[Las de V BI también están invitadas a escucharla 😉 ]

PD. En el minuto 20:10 empieza el ‘Confutatis Maledictis’. ¡A ver si logran reconocer otras partes por haberlas escuchado en la película!

IV BI > “Why Isn’t Classical Music Cool Anymore?”

[HOLA. Les transcribo un artículo publicado en la revista digital .MIC. Denle una leída para la clase del lunes 16 de marzo, así pueden contribuir más a la discusión.]

By Jon Levine March 08, 2015

The end of an era passed recently, as Frank Music Co. closed its doors Friday. The almost 80-year-old New York institution was the last classical sheet music company in the Big Apple, and like so many similar stories over the years, the business found itself unable to compete amid digital alternatives.

“The advent of the Internet at the turn of the last century made the existence of small retailers very difficult,” Heidi Rogers, Frank’s former owner, told Mic. “I didn’t have money to throw at advertising or SEO.”

The loss of Frank’s is not another story about failure to pay the rent. More broadly it speaks to the general fall of classical music. A casual search on the iTunes Store reveals no shortage to choose from, not just Bach and Mozart but also less familiar names like Reinhold Gliere and Clara Schumann. Yet not one of them appears in the iTunes Top 100 albums.

It didn’t always used to be that way. In 1913, when Igor Stravinsky’s “Rite of Spring” debuted in Paris at the brand-new Théâtre des Champs-Élysées, the work was so controversial it ignited a riot among concertgoers who supposedly attacked the stage, resulting in dozens of arrests. It spoke to the passion a thrilling new work could generate in an audience.

[Les sugiero ver, al menos, los primeros 7 minutos de este video :] ]

Today the genre has a certain Shakespearean musk, an archaic thing for academics, the initiated or just old, rich, people, as likely to start a riot as an artichoke. Here’s why.

Cost: Classical music, previously just known as “music,” was once an egalitarian pleasure. In his work Classical Music in America: A History of Its Rise and Fall, Joseph Horowitz wrote that the Chicago Orchestra of 1889 offered “workingmen’s concerts” with tickets priced at less than $3, adjusting for inflation.

At an evening performance of the Metropolitan Opera in New York, all but the most dismal seats typically sell for over $100. Cheaper alternatives like Amato and City Opera have closed. As has been exhaustively documented, millennials don’t have money to burn and are loathe spending it on institutions so financially uninviting.

Time: Most popular music today is pretty short. From Louie Armstrong to Katy Perry and everything in between, the average hit runs around two to four minutes, and that’s no coincidence. Music became shorter as we all got busier.

Electricity, cars and leisure time gave way to apps, email, House of Cards and more apps. It all requires our attention, often simultaneously, and has taken a terrible toll on our attention span. If you’re reading this on a computer, how many other tabs do you have open?

Classical music, however, doesn’t care about how many emails you have to send. Beethoven’s “Symphony No. 9” one of the most celebrated works in the history of music, still requires at least a solid hour of listening to nothing but sound. In our time, the combination of time, patience and discipline required has never been harder to come by.

“Getting people away from their screens and out of their house is difficult,” Rogers said.

Alienation: As the pianist Stephen Hough wrote in the Guardian most of us get our first introduction to classical music in the form of a recorder; few schools have budgets for much more. The flimsy woodwind doesn’t stand a chance against an electric guitar or a rap battle.

Every day our lives are filled with dismal associations of elevator music, DMVs and waiting for a subway. Official studies have trumpeted classical music’s scientific value as a cure for insomnia — maybe people will fall asleep to Beyoncé in 100 years.

“It [used to be] part of everyday life,” Rogers said, adding that every city once had an orchestra and taking children was just “a thing to do,” like the circus.

With hundreds of years under its belt, classical music can capture pretty much every emotion in the human experience with incredible depth and accuracy, but only if people are listening. Don’t take my word for it; Samuel Barber’s “Adagio for Strings” says it better than words ever could:

—- .

Jon Levine

Jon Levine is a staff writer at Mic. Previous credits include: The New York Times, CNN.com, The Atlantic, The Chronicle of Higher Education, and The South China Morning Post… His sister wants you to know that she hates that necktie.

Magia, de G.K. Chesterton

Magic_flyer_ Chesterton

En 1913, el autor inglés G.K. Chesterton finalmente escribió, a petición de “sus enemigos” filosóficos, una obra de teatro. La llamó “Magia” y, según observan algunos críticos, ésta supone “un comentario sobre el escepticismo y la creencia”. La obra es básicamente una comedia con diálogos ágiles entre seis personajes de lo más distintos y está teñida con unas notas de oscura tensión.

Revisen el campus para acceder al texto de esta obra de teatro en la que una serie de personajes discuten sobre la posibilidad de que la magia sea real.